EnglishFrenchGermanSpanish

Estos días de diciembre de bajas temperaturas hemos presenciado un verdadero espectáculo blanco de la naturaleza, no son nieves, es lo que se denomina cencellada, el efecto que produce la acumulación de hielo en objetos expuestos a la intemperie por la conjunción de bajas temperaturas y la presencia de niebla. La congelación del agua se produce a 0ºC, por eso es necesario tener temperaturas cercanas o inferiores a ese valor.

Os dejamos aquí unas muestras que sacamos de este espectáculo en las cercanías del CAT, hace falta valor para venir y sufrir este frío. Para que luego digan que la astronomía es fácil… 🙂